Dejamos pautas de datos necesarios para comenzar un proyecto de diseño:

  1. Perfil de la Empresa. ¿A qué se dedica? ¿Cuánto tiempo lleva en el mercado? y otras acerca de como está posicionada en el mercado.
  2. El Objetivo del Trabajo. Así de sencillo, ¿Qué desea lograr con el? ¿Qué conceptos pretende proyectar? Si el cliente no tiene claro esto, es mejor definirlo en un comienzo y no en medio del proceso.
  3. El Target de la Empresa. Es decir, el público objetivo al que será dirigida la pieza publicitaria (Anuncio, aviso, sitio web, etc.). Este debe ser identificado por características cuantitativas y cualitativas como por ejemplo: sexo, ubicación geográfica, edad, ingresos, ocupación, estilo de vida, intereses, pasatiempos, etc.
  4. Presupuesto y Tiempo. Estos se explican por si mismos.
  5. Ejemplos de otros materiales. La mayoría de las veces, los clientes tienen una idea muy clara de lo que necesitan. Generalmente en estos casos, es porque han visto que tal o cual empresa que se dedica al mismo tipo de negocio que ellos, tiene determinados elementos comunicacionales que estima convenientes de aplicar en su caso. Por supuesto, el diseñador no debe copiar el trabajo de otro, pero en ocasiones es bueno saber lo que el cliente tiene en mente.

Si tienes algún otro tips para incluir, postea en los comentarios 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *